miércoles, 18 de abril de 2018

Ruta literaria por Buenache de Alarcón.

El pasado mes de Febrero leímos "En tierra de Estrellas" de Nieves Barambio, un libro que nos gustó mucho y que da origen a una Ruta literaria porque la trama se desarrolla por las calles y parajes de Buenache.

Invitados por la Biblioteca de Buenache de Alarcón, los miembros del club de lectura "Turno de Palabra" intentaremos colaborar con nuestra presencia en este día.




lunes, 16 de abril de 2018

La vieja sirena. José Luis Sampedro.

Sinopsis:

Egipto, siglo III. Época de cambios y confusión. Dos grandes imperios, el romano y el persa, inician una lenta decadencia. La protagonista, envuelta en su belleza y misterio, recorrerá un apasionante itinerario hasta llegar a Alejandría, donde dos hombres marcarán su destino: Ahram el Navegante, hombre de acción sediento de poder, y el filósofo Krito, poseedor del don de la palabra... Como en los mitos, todo en esta obra nace más de una vez porque todo en algún momento recibe una luz nueva que lo recrea y vivifica. La vieja sirena es un apasionado canto a la vida en una novela que es tanto recreación histórica como relato fantástico de inusual lirismo y sensualidad, tanto reflexión humanista sobre el poder como aguda parábola sobre nuestro inestable presente.



El autor:


José Luis Sampedro

BIOGRAFÍA


José Luis Sampedro nació en Barcelona, en 1917. La variada procedencia geográfica y cultural de su familia supuso una influencia fundamental en su obra, ya que su padre había nacido en La Habana, su abuelo en Manila, su madre en Argelia y su abuela en Lugano, Suiza italiana. La familia se trasladó a Tánger cuando el futuro escritor contaba cinco años y medio, y éste permaneció en tierras africanas hasta la adolescencia. En Tánger nacieron sus hermanos Carlos y Carmen. Cuando estalló la guerra civil española, en 1936, fue movilizado por el ejército republicano pero más tarde se incorporó al bando contrario. Pasó la guerra en Melilla, Cataluña, Guadalajara y Huete (Cuenca). En este periodo se inició en la escritura de poemas.
En 1940 empezó a trabajar como funcionario de aduanas en Melilla, pero pidió el traslado a Madrid. Al acabar la guerra, escribió su primera novela, La estatua de Adolfo Espejo que, sin embargo, no fue publicada hasta 1994. En 1946 se casó con Isabel Pellicer, y al año siguiente nació su hija Isabel. En 1951 fue nombrado asesor del Ministro de Comercio. En este periodo escribió sus dos primeras obras de economía: Principios prácticos de localización industrial y Efectos de la unidad económica europea. En 1955 fue nombrado Catedrático de Estructura Económica, puesto que ocupó hasta 1969. Al ser expulsados de la Universidad los profesores Aranguren y Tierno Galván, se unió a ellos, junto con otros profesores, para crear el Centro de Estudios e Investigaciones (CEISA) que sería cerrado por el gobierno tres años después. Compaginó a lo largo de su vida la actividad docente con la de economista en el Banco Exterior.
En 1968 fue designado "Ann Howard Shaw Lecturer" en la universidad norteamericana "Bryn Mawr College". A principios de la década del setenta, decidió aceptar un puesto de profesor visitante en las universidades inglesas de Salford y Liverpool. En 1971 regresó al Ministerio de Hacienda como asesor Económico de la Dirección General de Aduanas e impartió cursos en la Escuela Diplomática, el Instituto de Estudios Fiscales y en la Universidad Autónoma de Barcelona. En 1977 fue elegido senador por designación real en las primeras Cortes democráticas y vicepresidente de la Fundación Banco Exterior.
En 1980 nació Miguel, su único nieto, el cual inspiró su obra más leída, La sonrisa etrusca, su primera novela de éxito clamoroso. En 1981 publicó Octubre, octubre, una extensa novela que le había ocupado veinte años de trabajo, y que él mismo ha calificado como "su testamento vital". Pero fue El amante lesbiano, publicada en el año 2000, la que acaparó la atención de la crítica, y se convirtió en un éxito de ventas.
Sampedro empezó a escribir en la revista "Uno", influenciado por el descubrimiento de algunos de los escritores que despertaron su admiración. En 1990 José Luis Sanpedro fue elegido miembro de la Real Academia Española.
A finales de los 90 se casó con la escritora, poetisa y traductora Olga Lucas Torre.
Fue brillantemente lúcido, ya casi centenario, hasta su muerte en abril de 2013.  Ejerció su humanismo crítico acerca de la decadencia moral y social de Occidente, del neoliberalismo y las brutalidades del capitalismo salvaje. Las protestas en España de mayo de 2011 lo volvieron a poner de actualidad pues fue un acicate para que surgieran fue la publicación del libro ¡Indignaos! de Stéphane Hessel, cuyo prólogo en español lo escribió José Luis Sampedro.
En 2008, recibió la Medalla de la Orden de Carlomagno del Principado de Andorra
En abril de 2009 fue investido como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Sevilla.
El 22 de julio de 2010 recibió el XXIV Premio Internacional Menéndez Pelayo.
El Consejo de Ministros de 12 de noviembre de 2010 le otorgó la Orden de las Artes y las Letras de España "por su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo".
Murió el 8 de abril de 2013 a los 96 años.

BIBLIOGRAFÍA



Novela:


Congreso en Estocolmo, 1951. El río que nos lleva, 1961. El caballo desnudo, 1970. Octubre, octubre, 1981. La sonrisa etrusca, 1985. La vieja sirena, 1990. Real sitio, 1993. La estatua de Adolfo Espejo, 1994. La sombra de los días, 1994. El amante lesbiano, 2000. La senda del drago, 2006. Cuarteto para un solista, 2011.  Monte Sinaí, 2012. 


Cuentos:

Mar al fondo, 1992. Mientras la tierra gira, 1993.

Obras económicas:


Principios prácticos de localización industrial, 1957. Realidad económica y análisis estructural, 1959. Conciencia del subdesarrollo, 1973. Las fuerzas económicas de nuestro tiempo, 1967. Inflación: una versión completa, 1976. El mercado y la globalización, 2002.
Los mongoles en Bagdad, 2003. Sobre política, mercado y convivencia, 2006. Economía humanista. Algo más que cifras,  2009. 

Otras obras:

Escribir es vivir, 2005. La ciencia y la vida, 2008. Reacciona, 2011.


  
PREMIOS
I Premio Julián Besteiro de las Artes y las Letras
XXIV Premio Internacional Menéndez Pelayo 2010
Premio Nacional de las Letras Españolas 2011

Biografía de Escritores.org


La Asociación de Amigos de la lectura de Cuenca creó en 1992 el Premio Glauka. El nombre se debe a la protagonista de la novela La vieja sirena, de José Luis Sampedro y esta Asociación le concedió el  premio en 1996, por el apoyo que el autor prestó a la Biblioteca y a los Clubes de lectura.







lunes, 2 de abril de 2018

El caso de la viuda negra. Jerónimo Tristante.


Sipnosis:

 El día de Nochebuena, Víctor Ros recibe una visita en su casa: Demóstenes López, un humilde sepulturero que acude a pedirle ayuda porque ha sido despedido de su trabajo. El cuerpo del coronel Ansuátegui, un militar asesinado por los radicales que descansaba en el déposito, ha sido mutilado. Al parecer alguien ha robado un valioso y llamativo anillo que llevaba el muerto. Al tratarse de una estancia subterránea, sin ventanas y con dos soldados de guardia en la puerta, el inspector Ros se interesa por el asunto e intenta ayudar al pobre enterrador.

Poco a poco el caso le hará adentrarse en una compleja trama en la que comenzará a intuir que una amiga de su esposa, Lucía Alonso, joven, bella y casada con el anciano Marqués de la Entrada, puede haber envenenado a su marido. En esta novela, Víctor Ros no sólo se las verá con un rival de su talla sino que tendrá que superar las dificultades que surgen en su matrimonio al perseguir a una buena amiga de su esposa.


El autor: Jerónimo Tristante

Nació en Murcia en 1969. Es profesor de Biología en un instituto de secundaria. En 2006 publicó el primer caso del detective Víctor Ros, El misterio de la Casa Aranda que fue muy bien acogido por los lectores de novela de misterio. El libro que nos ocupa es el segundo caso de este detective, una historia ambientada en la España del Siglo XIX. Este personaje ha sido llevado a la televisión. En la parte inferior tenéis un enlace al primer episodio.







Cómo en la novela se hace referencia a la prensa de la época, si quieres puedes leerla en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España, es bastante curioso leer hasta los anuncios.




martes, 13 de febrero de 2018

En tierra de estrellas. Nieves Barambio.

Sinopsis:

Alertados por la Guardia Civil, los dos hijos de Bernardo Montero, viajan desde Madrid al pueblo de Buenache de Alarcón (Cuenca), con el fin de averiguar que le ha ocurrido a su padre, de quien nadie sabe nada desde cuatro días atrás.

Pablo, el menor de los hermanos y escritor de cierto renombre, decide instalarse en el pueblo y dedicarse a reconstruir la vidad de un padre al que está empezando a descubrir. Inesperadamente empezará a relacionarse con personas muy cercanas a Bernardo, a las que apenas conoce o de las que simplemente ha oído hablar o guarda un vago recuerdo.

Una serie de personajes que entrelazan presente, pasado, realidad y ficción, darán fuerza a un argumento que se va complicando para crear una trama repleta de intrigas, rencores, amor, amistad y otros sentimientos como el arraigo a la tierra, a sus costumbres y tradiciones, con el aderezo de un lenguaje repleto de vocablos locales.

La repentina aparición de unas notas anónimas, crímenes pasados y desapariciones inexplicables son algunos de los ingredientes que darán un sorprendente giro a la apacible vida del lugar donde transcurre gran parte de esta historia.

Otros escenarios por los que se moverán los personajes son Madrid, Vitoria y
Eibar, población a la que Bernardo emigró con tan solo diecisiete años, en busca de nuevos horizontes.



La autora:


Nieves Barambio. Licenciada en Filología inglesa por la Universidad Complutense de Madrid. Desde hace más de dos décadas, ejerce como profesora de inglés y francés en el Centro de Recursos Educativos de la ONCE, en Madrid.

Su trayectoria profesional, además de en el campo educativo, ha estado siempre vinculada al mundo editorial, escribiendo relatos y artículos en revistas literarias y de carácter divulgativo, y haciendo aportaciones a manuales de gramática y libros de texto. Presta colaboración en centros universitarios, dando charlas sobre comunicación y discapacidad, además de algunas clases en masters para profesores de educación de primaria y secundaria. Participa en tertulias literarias con otros escritores y dirige un club de lectura. Tras publicar Con los mismos ojos (2012), Los cuadernos de Eva (2013), y Vuelve a mi vida (2015), esta autora nos sorprende con una nueva novela llena de intrigas y emociones que en ningún caso dejará indiferente al lector.



Entrevista en La Manchuela al día Texto.






Entrevista en Radio Eibar.



miércoles, 17 de enero de 2018

El beso del Sáhara


Sinopsis:

Una adolescente española visita los campos de refugiados saharauis de Argelia y, tras ser besada por una refugiada, se convierte en una chica berebere... El joven Rachid intentará desentrañar el misterio que envuelve lo que parece una locura. Las vivencias de estos tres personajes, junto con la dura vida del pueblo saharaui, son el núcleo argumental del relato. La novela va más allá, consiguiendo introducir al lector en el poder mágico del desierto. El uso de la primera persona nos acerca a vivir la acción de forma directa, construyendo un laberinto en el que sueño y realidad se confunden.

http://www.canallector.com/7219/El_beso_del_S%C3%A1hara#


El autor:


GONZALO MOURE.
Nacido en Valencia en 1951. Estudió Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Trabajó como periodista entre 1973 y 1989. Fundamentalmente en radio. Dejó esta siendo director de una emisora de radio. También en prensa, prensa especializada en música popular, televisión (como guionista) y publicidad (como creativo). Escribe desde 1989. Primer libro publicado: Geranium, 1991 (Alfaguara). Actualmente disponible en Alianza Editorial, reeditado en 2005. Imparte charlas en bibliotecas, clubes de lectura, colegios e institutos. Interviene en diversos congresos de Literatura Infantil y Juvenil en España y fuera de ella.
Gonzalo Moure recibió el Premio Cervantes Chico en 2017.


 Auto Biografía: (en http://www.gmoure.es/)

16 x 4 (Las fases de mi vida)

No es que me entusiasmen los números, la verdad. Pero a veces son curiosos. Hace poco he tomado una decisión de las que me gustan a mí, un buen salto, un cambio de vida. Y me he dado cuenta de que hay una cifra que ya se ha repetido dos veces en mi existencia: 16. Primero fui hipótesis, claro; hasta los 6 años. Luego fui (llorando) al colegio, y estudié, o eso se suponía, 16 años. Dejé la universidad a los 22 para ser periodista. Y lo fui durante… 16 años. Los pasé en la radio: música, noticias, deportes, atracos a bancos. Fue una época excitante. Pero todo lo que arde llega a apagarse. Entonces decidí que eran muchos años y que era hora de intentar lo que siempre había deseado en mi interior: ser escritor. Y lo he sido, o se supone que lo soy, desde hace 16 años. ¿Y ahora? Otro salto. Ahora quiero hacer cine, y me doy 16 años de carrera. Así llegaré a los 70 años, y calculo que tendré otros 16 años para disfrutar de lo que tú escribas, o de las películas que hagas, o de los cuadros que pintes, o de la música que compongas. Poco más me interesa de esta vida, aparte del amor y la amistad.

Pero vayamos por partes, porque en realidad mi vida, en esos aspectos, ha sido una especie de colección de cajas metidas en cajas. Quiero decir que ya cuando era hipótesis, pongamos a los cuatro o cinco años, soñaba con ser escritor. Mi madre escribía deliciosamente, cuentos de bosques sobre todo; mi abuelo había sido poeta, y en mi casa había tantos libros que nos dejaban poco sitio para otras cosas. Respiré un ambiente muy literario, y lo de ser escritor fue como si alguien me hubiera descifrado el destino; uno de los primeros aromas que recuerdo es el de los libros: los abría, y ya me metía en ellos. Así que desde que empecé en el colegio yo soñaba con ser escritor mirando por la ventana algunos ratos, y escribiendo tonterías los demás. Por aquel entonces mataron a Kennedy, que era un presidente en colores, lo cual resultaba muy atractivo para un niño que vivía en un país en blanco y negro (más negro que blanco). La muerte de Kennedy fue una de las primeras cosas que vi en la televisión y por alguna razón me afectó mucho, así que intenté escribir una novela sobre el caso, pero situada en el oeste. Fue uno de mis mejores fracasos. Luego pasé unos meses enfermo, y me entretuve escribiendo mi primera novela. Era de espías, pero yo no sabía muy bien lo que tenían que espiar mis personajes, así que no debía de tener mucho sentido. En fin, no lograba escribir nada que mereciera la pena, salvo una tarde en la que mi madre me sugirió que escribiera algo sobre un bonito atardecer sobre Valencia, desde la terraza de casa. Lo intenté, pero también se veía una alquería, la de Palmereta, y a un rebaño de ovejas, y al perro del pastor, y al pastor merendando debajo de un árbol. Mi madre lo leyó y dijo: Mmm, me has hecho sentir el sabor de la tortilla de patata. Pero yo no había escrito tortilla de patata por ningún lado, así que protesté. Mi madre, que era muy enigmática, dijo: eso es lo bueno, que me has hecho sentir ese sabor sin decir tortilla de patatas. Desde entonces lo tengo claro: lo importante de la literatura es lo que sugiere, no lo que dice.

Mis sueños de escritor se materializaron algo más tarde, a los catorce, cuando gané un concurso de redacción y me dieron de premio: un pick-up, es decir, un tocadiscos portátil; un álbum de discos (de vinilo, por supuesto), y un viaje a Roma. Desde entonces supe que ser escritor no sólo era mi vocación, sino que también podía ser mi forma de vida. La redacción por la que gané se inspiraba en el arranque en un relato muy breve de Azorín sobre la silla, que empezaba así: “La silla, madera y enea, enea y madera.” La mía era sobre la rueda, y empezaba: “La rueda, madera y clavos, clavos y madera”. Luego ya cambiaba, porque una silla suele estar quieta y una rueda no. Pero mis maestros han sido mi madre y Azorín, por ese orden.

El resto de mi producción de escritor durante mis estudios fueron dos obras de teatro, un guión de una película de 16 minutos y algunos relatos, además de innumerables proyectos y borradores de la “Gran Novela”, que nunca lograba llevar más allá de 16 páginas. Luego corrí algunos años delante de los guardias, estuve un par de veces en la cárcel por pedir libertad y un mundo en colores. Empecé a trabajar como periodista con el tiempo justo para poder contar desde la radio cómo llegaba esa libertad de colores que aún disfrutamos, y allí seguí 16 años. Intentaba escribir, pero volvía demasiado cansado a casa, hasta que un día decidí que ya estaba bien: o empezaba a escribir, o se me hacía tarde, porque ya tenía 38 años. Así que colgué el micrófono, y un 1 de agosto, el de 1989, a las nueve de la mañana, después de limpiar las cuadras y cepillar a las yeguas no me lavé las manos: me puse delante del ordenador, y así, con el olorcito a caballo que tanto me gusta, me puse a escribir. Y hasta hoy.

Este oficio, para mí, es algo más que un sueño. Me veo como uno de los vaqueros que tanto me gustaban en mi infancia. Mi caballo es la libertad, mi cuaderno abierto mi tienda de campaña, y mi rotulador mi rifle. Puede más un lápiz que una ametralladora: los poderosos temen más a las palabras que a las balas. Seguramente porque a las balas pueden responder con muchas más balas, y a las palabras no pueden responder con más palabras, porque no saben muchas. A veces me he quejado de no haber empezado a escribir antes, pongamos a los 20 años, pero ahora sé que hice bien: cuando empecé, decidí ser libre, escribir simplemente lo que quiero escribir, y si lo hubiera hecho a los 20 años para ganarme la vida no habría podido, ni sabido, escribir en absoluta libertad, como ahora lo hago. Como decía John Keats, la verdad es belleza, y la belleza es verdad, y nada más necesitas saber. Puede que no sea muy bueno lo que he escrito en estos 16 años, pero al menos es sincero.

¿Y por qué libros para niños y para jóvenes? También yo me lo pregunto. Sabía desde los cinco años que quería escribir, pero no sabía qué quería escribir (buen ejemplo de la necesidad de poner bien las tildes, por cierto). Pero mi primera novela tenía, por necesidades puramente prácticas del argumento, a dos niños como protagonistas. Y me tuve que meter en su mente, y me di cuenta de que me resultaba asombrosamente fácil. Como hubo un poeta que escribió que la infancia es la patria del hombre, supongo que meterme en la mente de un niño me pareció lo mismo que regresar a casa. Y seguí por ese camino, ampliándolo a la adolescencia, a ese maravilloso momento en el que elegimos, por primera vez, nuestro destino. En estos años he ganado varios premios, pero aún hoy no sé si me los dieron porque mi libro era el mejor o el menos malo. O si fue un error del jurado. Mi prueba de fuego fue no cambiar el título de “¡A la mierda la bicleta!”, pese a que no me querían dar el premio al que me había presentado si no lo hacía. No lo cambié, al final me lo dieron igual, y desde entonces sé que es rentable no dejarse sobornar, ser uno mismo, aunque sea con tus errores, como ese título francamente espantoso.
Otros momentos importantes para mí fueron los premios por “Lili, Libertad”, y por “El síndrome de Mozart”. La demostración de que es también mejor escribir con el corazón que con la cartera. Al final, hasta más rentable.
Pero decía que mi vida ha sido una caja metida en una caja metida en una caja. Desde muy joven fui cinéfilo. Me fascinaba, buscaba la manera de ver las mejores películas de la historia del cine. Algunas, hasta veinte veces. Siempre soñé, y aún hoy, con hacer cine. Ahora estoy dispuesto. No dejaré de escribir, claro. Tengo acabados y entregados cinco libros, no sé si seis. Y estoy escribiendo otros seis, no sé si siete. Quiero hacer cine de la misma manera que escribo: sumergiéndome en la historia, creyendo en mis personajes, tratándoles con respeto y, por tanto, dejándoles que vivan, que tomen sus propias decisiones para después describirlas. Para mí, es la mejor forma de escribir. No me gusta hacer un guión previo, saber qué va a pasar: eso acartona a los personajes, los convierte en títeres. Prefiero pensar que un escritor es un buscador, o un descubridor. La vida está llena de historias, y los personajes que creas llenos de vida. Más, a veces, que las personas reales, que yo mismo.
Nací en Valencia, vivo en Asturias, me siento también saharaui, es decir: ciudadano del mundo. Al principio escribía en un ambiente propicio, pero prefiero viajar: ahora escribo, más y mejor, en aviones, trenes, cafeterías y salas de espera. Lo que escribo se llena, entonces, de la vida en ebullición que me rodea.
Radio, libros, cine. Vida. Vida para dar y disfrutar. Para mí, y también para ti.






martes, 19 de diciembre de 2017

Un saco de canicas. Joseph Joffo

Sinopsis:

El peluquero Joffo, un honrado judío establecido en el París ocupado por los nazis, decide dispersar a su familia para evitar el cruel y posible destino que les espera. Sus hijos, Joseph, que es el autor de esta obra, y Maurice, tienen a sus diez y doce años respectivamente, que sobrevivir solos en un universo desquiciado, en el que la barbarie, la amistad, la picaresca y, sobre todo, el miedo imponen una sola ley: la supervivencia.

Este libro es una autobiografía del autor. Describe su infancia huyendo de la ocupación nazi. La historia esta narrada desde la mirada de un niño que no entiende lo que pasa, pero que aguza el ingenio junto con su hermano para sobrevivir.



"Lo que me quedó grabado de aquella mañana, más que los golpes, más que la indiferencia, fue la sensación de no poder comprender."




El autor:




Joseph Joffo (1931) es un escritor francés. Nació en París en 1931. Su padre era ruso y había huido a Francia para evitar ser reclutado en el ejército del Zar. En París aprendió el oficio de peluquero y fundó una peluquería en la que luego empezaron a trabajar sus hijos.

Joseph Joffo trabajó de peluquero hasta que durante la convalecencia de un accidente de esquí a principio de los años 70 se animó a poner por escrito sus recuerdos de infancia durante la ocupación nazi. Nació así su primer y más conocido libro, Un saco de canicas (1973). Esta novela, un fenómeno editorial en Francia en los años 70, ha sido traducida a unos dieciocho idiomas. En ella se narra el viaje que inició a los diez años, cuando su padre les dio a él y a su hermano 5.000 francos a cada uno, y la orden de salir de París ocupada por los nazi en tren y cruzar como pudieran la línea que dividía la Francia ocupada de la llamada "Francia Libre" del colaboracionista general Petain para reunirse con sus hermanos mayores. 



viernes, 17 de noviembre de 2017

Rosa Montero ha sido galardonada con el Premio Nacional de las Letras Españolas 2017



El Club de Lectura "Turno de Palabra" quiere felicitar a la escritora Rosa Montero por su reciente Premio Nacional de las Letras Españolas 2017.

El pasado año, tuvimos el placer que compartir una agradable jornada con ella en el I Encuentro de Clubes de Lectura de la provincia de Cuenca. Para el encuentro leímos "Lágrimas en la lluvia" y parece que la novela nos gustó porque seguimos con "El Peso del Corazón" y estamos deseando que escriba la tercera aventura de Bruna.

¡Enhorabuena!



Si pinchas en este enlace puedes ver la Página Oficial de Rosa Montero



Aquí puedes leer el Artículo en El País.


"Estoy en un momento poderoso de mi escritura"

Tenemos que decir que nos gusta mucho su faceta como periodista en este medio y leemos los artículos que publica. No os perdáis este en el que nos invita a reflexionar sobre "la estupidez". Parece que es algo que nos vendría bien en estos tiempos que corren. 




"...la estupidez es una cualidad independiente de cualquier otra, no está asociada ni al dinero que se tenga o a la clase social o a la educación recibida, los estúpidos lo son de manera absoluta y democrática..."


Por último, recordaros que en nuestra Biblioteca tenemos algunos de sus libros para que podáis disfrutarlos. 




viernes, 3 de noviembre de 2017

II Encuentro de Clubes de Lectura de Cuenca

El próximo día 10 de Noviembre tendrá lugar en Mota del Cuervo el II Encuentro de Clubes de Lectura de la provincia de Cuenca y contará con la presencia del escritor Luis Landero. Esperamos poder asistir y disfrutar de un día en torno a la Lectura.




martes, 10 de octubre de 2017

Hoy, Júpiter. Luis Landero

Sipnosis:

Las vidas de Dámaso Méndez y Tomás Montejo corren paralelas, en principio sin otro parentesco que un fluir subterráneo de temas compartidos. La vida de Dámaso es la historia de un odio cuyo origen se remonta a la adolescencia, cuando un joven de su edad le arrebató su lugar en la familia y provocó la ruptura con su padre, un hombre deseoso de redimirse de su fracaso vital a través de los éxitos del hijo. Desde entonces, Dámaso consagra su existencia a servir a esas dos grandes pasiones que son el odio y el afán de venganza. Por su parte, Tomás, profesor y escritor, joven solitario dedicado por entero a la pasión de los libros y del conocimiento, conoce un día el amor, y con él el desorden. Hasta que los destinos de Dámaso y Tomás se crucen y urdan un desenlace compartido.



El autor:

Luis Landero Durán (Alburquerque, Badajoz, 25 de marzo de 1948). Escritor, periodista y profesor.
Se traslada en su adolescencia a Madrid y comienza a escribir. Compagina diversos trabajos con sus estudios de Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid y posteriormente ejerce como profesor en la Universidad de Yale, en la UCMy en la Escuela de Arte Dramático (RESAD) de la misma ciudad.
En 1989 sale a la luz su primera novela, «Juegos de la edad tardía», con la que obtiene una gran acogida por parte de crítica y público, así como el Premio Nacional de Literatura y el Premio de la Crítica.
Luis Landero compagina la ficción con el periodismo, que le lleva a obtener el Premio Mariano José de Larra por «¡A aprender al asilo!» en 1992. Posteriormente publica «Caballeros de fortuna» y «El mágico aprendiz», novela con la que obtiene el Premio Extremadura a la Creación en el año 2000. Dos años más tarde publica «El guitarrista» y, en 2008, queda finalista en el Premio Nacional de Narrativa Dulce Chacón con la obra «Hoy, Júpiter». Al año siguiente vio la luz su obra “Retrato de un hombre inmaduro”.
Fascinado por la precisión y el lenguaje, en su obra pueden apreciarse influencias de Cervantes y del realismo mágico latinoamericano, lo que le ha llevado a consagrarse como una figura fundamental de la narrativa en español. En su honor se dio nombre al Certamen Literario de Narraciones Cortas Luis Landero, que se convoca a nivel internacional para todos los alumnos de secundaria de los países hispano parlantes.
Su obra ha sido traducida al francés, alemán, holandés, noruego, griego, sueco, danés y japonés, entre otras lenguas.
En abril de 2013, es invitado al programa del Instituto Cervantes «Encuentros en el Cervantes» que pretende conocer mejor la biografía del autor y sus vínculos con la lengua y la lectura.

Biografía: http://www.cervantes.es/bibliotecas_documentacion_espanol/creadores/landero_luis.htm

lunes, 2 de octubre de 2017

Apertura del nuevo curso

Llegado Octubre el Club de Lectura "Turno de palabra" retoma su actividad.

Empezaremos el martes 3 de Octubre, con el horario habitual de 15:30 a 16:30 h. Si te quieres apuntar, estas a tiempo. En el caso de que el número de nuevos lectores sea grande, formaríamos un nuevo grupo. No te lo pienses, es muy enriquecedor leer juntos, compartir lecturas, aprendes de los demás y ellos de Ti, y conoces obras estupendas que quizá tu solo no habrías descubierto. Conoce la experiencia. Te esperamos en la Biblioteca.